Saltar Menú e ir a contenido de la página
Accesabilidad Universal
Reducir texto
Aumentar texto
Contraste

Ministerio de Desarrollo Social

Menú móvil

Ministerio de Desarrollo Social

Gobierno de Chile

Menú Principal
En la oportunidad estuvo acompañado por los ministros de Desarrollo Social y Justicia y Derechos Humanos.
domingo 11 de marzo, 2018

Presidente de la República visita centro del Sename en La Pintana y anuncia plan de mejoramiento institucional

En la oportunidad estuvo acompañado por los ministros de Desarrollo Social y Justicia y Derechos Humanos.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, visitó la Fundación Padre Semeria en la comuna de La Pintana como parte de su primera actividad oficial, junto a los Ministros de Desarrollo social, Alfredo Moreno; Justicia, Hernan Larraín, la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown y de Susana Tonda, quien asumirá la dirección del Servicio Nacional de Menores (Sename).

En la oportunidad el mandatario señaló que “quiero convocar a todos mis compatriotas de buena voluntad, a un Gran Acuerdo Nacional por la Infancia, que nos permita decirles, mirándolos a los ojos, a todos nuestros niños, niñas y adolescentes, que Chile, el Estado y la sociedad chilena van a cumplir con su deber y responsabilidad con ellos, y que vamos a hacer todo lo humanamente posible para que no sólo ni uno más de nuestros niños sea abusado ni maltratado; sino que mucho más que eso, también que nuestros niños y niñas puedan  recuperar sus hogares, su inocencia, su dignidad y su alegría de vivir”.

Para lograr el Acuerdo, el Jefe de Estado manifestó que se deben incorporar 10 medidas:

Primero, reemplazar el actual y fallido Sename por dos nuevos y modernos servicios: el Servicio de Protección de la Infancia y Adolescencia, que se hará cargo de los niños vulnerables y vulnerados; y el Servicio de Responsabilidad Adolescente, que deberá hacerse cargo de los adolescentes infractores de la ley.

Segundo, realizar una inmediata y urgente auditoria para conocer la verdad, la situación en que viven cada uno de nuestros niños en los hogares del Sename y de sus instituciones colaboradoras, y, además, creando un moderno sistema de información y evaluación, que nos permita seguir en tiempo real la calidad de la atención que reciben nuestros niños y adolescentes, y asegurar mejor su seguridad, su integridad y su salud física y mental.

Tercero, crear un sistema de defensoría de los niños y adolescentes vulnerables, para asegurar que las buenas intenciones se transformen en buenas realidades.

Cuarto, aumentar significativamente la subvención que reciben las instituciones colaboradoras del Sename, encargada del cuidado de nuestros niños y adolescentes, profesionalizando la selección, capacitación y evaluación de su personal, mejorando los estándares de calidad de la atención y fortaleciendo el sistema de control y fiscalización.

Quinto, vamos a privilegiar el rol de la familia. Por eso, vamos a transformar el actual Ministerio de Desarrollo Social en el Ministerio de la Familia y el Desarrollo Social, y la actual Subsecretaría de la Niñez en la Subsecretaría de la Familia e Infancia. También, vamos a fortalecer la Red de Familias de Acogida y el derecho de los niños a vivir en el seno de una familia que los quiera y proteja.

Sexto, modificar la Ley de Adopciones, para acelerar significativamente y simplificar el proceso de búsqueda de la mejor familia para cada niño que necesite una adopción; y permitir a las familias de acogida que califiquen la posibilidad de adoptar a aquellos niños que han estado bajo su cuidado; y, por supuesto, apoyar a las familias que adoptan a nuestros niños.

Séptimo, crear un sistema de alerta temprana, denominado “Alerta Infancia”, para identificar oportunamente a los niños en situación de riesgo, como aquellos que desertan de la educación escolar, o abandonan sus hogares, o consumen drogas, o cometen su primer delito. Porque mientras antes lleguemos, mayores serán nuestras posibilidades de recuperar a esas niñas y niños.

Octavo, implementar el Plan “Todos Aprenden” para tener un cuidado muy especial con aquellos niños con mayores dificultades de aprendizaje o con rezagos en el campo educativo, y combatir con mucha fuerza la deserción escolar.

Noveno, promover el rol de la sociedad civil en el cuidado y protección de nuestros niños, y garantizar el acceso universal a la educación parvularia de calidad y a los jardines infantiles a partir del nivel medio menor. Porque está absolutamente demostrado que mientras más temprano accedan los niños al proceso educativo, mayor será no sólo la igualdad de oportunidades, sino que también el potencial de un desarrollo integral para nuestros niños.

Y, finalmente, implementar un programa de mejoramiento de la calidad de la infraestructura de los hogares e instituciones colaboradoras del Sename"